Visítanos también en www.acerosarequipa.com
Teléfono (511) 517-1800
concreto líquido

¿Sabías que existe más de un tipo de concreto para construcción? De hecho, la elección del tipo de concreto que se use para cada edificación va a depender de la finalidad de la misma. Uno de los tipos de concreto es el grout o concreto líquido y hoy te hablaremos más de él y su aplicación.

¿Qué es el concreto líquido?

El concreto líquido se define como: “un material de consistencia fluida que resulta de mezclar cemento, agregados y agua” a este se le puede adicionar otros componentes, por ejemplo, cal hidratada. Si acaso se agrega cal hidratada a la mezcla, esta no debe superar la 1/10 parte del volumen de cemento. Para poder ser usado, el concreto líquido debe poseer una resistencia de compresión que no sea menor a loas 13,72 MPa.

Una diferencia que existe entre el grout y el cemento Portland es que este es un tipo de relleno estructural sin contracción. Esto quiere decir que no genera nuevos huecos en los espacios que esté rellenando, como sí sucede con el uso del Portland.

Aplicación del concreto líquido

El grout se usa para rellenar espacios estrechos en trabajos de albañilería.  Su función principal es la de “integrar el refuerzo con la albañilería en un solo conjunto estructural”; en otras palabras, se emplea para rellenar espacios vacíos y así garantizar la continuidad entre los elementos constructivos.

Motivos para elegir el grout

Además de por su fluidez, el grout es un material de relleno que se recomienda por su resistencia mecánica, así como también por ser resistente a ambientes agresivos. Este tipo de aglomerado es también termorresistente y tiene gran adherencia.

La aplicación del grout es fácil, ya que solo se requiere que se emplee una caja de grouteo; aquella se caracteriza por su forma cónica. Esta puede hacerse en diversos materiales, por ejemplo, en triplay. Otros motivos para emplear grout en construcciones, es que resulta un material con poca retracción y de muy baja inclusión de burbujas.

preparacion del concreto

Clasificación del grout

El concreto líquido se clasifica en concreto líquido fino y grueso. El primero se emplea cuando los alveolos de albañilería no supera los 60 mm. En cuanto al grueso, se usa cuando estos van desde los 60 mm en adelante.

Cómo se prepara el concreto líquido para su aplicación

Para preparar el grout se debe tener en cuenta el tipo con el que se trabaje. En el caso del grout cementicio, para su uso, este debe mezclarse con agua potable.  Frente al grout cementicio, está el grout epóxico, que otorga resistencia mecánica superior, al anterior.

Básicamente, en la composición del grout se tiene que considerar: un material aglomerante, por ejemplo, cemento Portlant I o II, un agregado grueso, un agregado fino (generalmente arena gruesa natural) y agua. Respecto a esta última es importante que no tenga ningún agregado adicional, por ejemplo, materia orgánica.  Para poder usar el grout sus componentes deben ser batidos hasta que se logre obtener un líquido homogéneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*