Visítanos también en www.acerosarequipa.com
Teléfono (511) 517-1800

Cuando hacemos estructuras como columnas o vigas, no solo es importante la calidad del fierro corrugado que usemos, sino también de los ganchos de anclaje que empleemos en ellos. ¿Lo sabías? Y es que estos ganchos permitirán que el fierro y el concreto se adhieran; de esta manera se logrará una transferencia de la fuerza entre el fierro y el concreto; y a la inversa. Si se cumple esta cualidad, el concreto armado que hagamos desempeñará efectivamente su función estructural (figura 1).

¿Qué pasa si no hay un buen agarre entre el concreto y el acero?

¿Has visto elementos estructurales agrietados? Por ejemplo, una viga, una columna, etc. Pues, aunque hay muchos errores que pueden llevar a esto, uno de los más comunes es que no ha habido una buena adherencia o “agarre” entre el concreto y el acero.  Cuando esto sucede el fierro de la estructura se desliza en el interior, ya que no encuentra resistencia, por ende, no toma el total de la fuerza de tracción (figura 2). Este error no solo lleva al agrietamiento de las estructuras, sino también al colapso de estas, por eso no debemos permitírnoslo.

El uso de ganchos en los fierros evita que lo anterior suceda; no obstante, existen otras técnicas que podemos aplicar, por ejemplo:

  • Colocar anclaje por longitud adicional del desarrollo del fierro en el concreto (figura 3)

  • Colocar ganchos de anclaje a cada extremo del fierro en el interior del concreto (figura 4).

  • Se pueden usar dispositivos especiales para el anclaje de fierros (figura 5).

¿Qué son los ganchos estándar de anclaje?

Los ganchos estándar de anclaje se colocan cuando el elemento estructural no cuenta con suficiente espacio para agregar una longitud adicional (figura 3), pero ¿qué quiere decir esto? Que se doblan el fierro en sus extremos con el fin de darle la forma de un gancho (figura 4).

Ganchos estándar en piezas longitudinales

Los ganchos estándar pueden colocarse tanto en piezas longitudinales como en estribos. Pero ¿cómo se usan en piezas longitudinales? ¡Aquí te lo cuento! En estos casos el gancho que se use puede tener un doblez de 90° (figura 6) o de 180° (figura 7) y la elección de un doblez sobre el otro depende de lo que indiquen los planos estructurales.

 

El doblez que se realice no es arbitrario las medidas tienen una proporción determinada que debe ser tenida en cuenta por el operario a cargo de esta acción.  En el caso de que el doblez sea de 90° la longitud de la parte recta posterior debe ser igual o mayor a la medida del diámetro del fierro usado multiplicada por 12 (figura 6). Por otro lado (en la misma imagen) la longitud total (L) debe seguir las medidas del cuadro 1.

En el caso de que se trate de un dobles de 180° la proporción varía. Aquí, la longitud de la parte recta debe ser igual o mayor que la medida del diámetro del fierro, pero multiplicada por 4, siempre y cuando el mínimo no sea inferior a los 65 mm. Así, en el caso de usar un fierro de 12 mm, la longitud de la parte recta sería de 48 mm, pero como esta medida es inferior a la mínima permitida, se debe usar 65 mm o más. Finalmente, la medida de la longitud total (L) es la que se coloca en el cuadro 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*